Saltear al contenido principal
Cómo Impacta La Gota Fría En Los Canalones

Cómo impacta la gota fría en los canalones

Por desgracia, los episodios de lluvias torrenciales son cada vez más frecuentes en nuestro país. Y las zonas en las que tradicionalmente se ha dado este fenómeno meteorológico, están sufriendo la gota fría con más intensidad que nunca. Los desperfectos que causa esta inclemencia son muchos, afectando también y mucho, a los canalones pluviales. Te contamos todos los problemas que puede causar en estos conductos, así como algunas maneras de intentar minimizar el impacto.

Principales desperfectos que causa la gota fría en un sistema pluvial

La gota fría se caracteriza por lluvias torrenciales que afectan con mucha intensidad a una zona del territorio determinado. Suelen ser de corta intensidad pero concentrando muchos litros de agua por metro cuadrado en muy poco tiempo. Además de tratarse de precipitaciones con caen con mucha intensidad, por lo que no solo debemos preocuparnos de la cantidad de lluvia sino también de su fuerza.

A continuación puedes encontrar los problemas más comunes que causa la gota fría en los canales de recogida de lluvia de los edificios.

  • Rotura de conductos. Uno de los incidentes más comunes es la rotura de piezas del sistema, que puede hacer que el agua se filtre por agujeros o grietas. O incluso ocasionar verdaderos problemas con el desprendimiento de los canales. Este problema además suele suponer un gasto económico importante ya que lo habitual es que haya que sustituir la instalación casi al completo. Las roturas pueden darse principalmente por dos motivos:
    • Por impacto. Cuando las precipitaciones caen en forma de granizo con fuerza es normal ver cómo atraviesan techados, abollan vehículos y agujerean por completo los conductos. En este caso prácticamente siempre hay que renovar la instalación por completo.
    • Por acumulación de agua. Si se produce una gran acumulación de agua por metro cuadrado, mucho más elevada de lo habitual, los sistemas de evacuación de agua no son capaces de gestionar tantos metros cúbicos por lo que el agua se estanca produciendo daños por el propio peso. En este caso las partes afectadas suelen ser las uniones de las canaletas, así como los puntos de intersección con las bajantes. Por lo que la reparación suele ser menos costosa.

Impacto de la gota fría en los canalones

  • Desbordamiento de los canalones. De nuevo nos encontramos ante una consecuencia de la gota fría que tiene que ver con una acumulación desmesurada que los canales no son capaces de evacuar. Cuando hay tanta agua que las bajantes no son suficientes es normal que el agua se desborde. Esto, además de causar problemas a los viandantes, puede hacer que aparezcan filtraciones y humedades en la construcción en cuestión.
  • Debilitación del sistema y los puntos de sujeción de las canaletas. El exceso de agua y la fuerza con la que cae durante una gota fría puede formar un combo que afecte al estado general de los canalones. Haciendo que pierda resistencia y se debilite, especialmente en las zonas de unión a la pared o al tejado y en las juntas de los conductos. Si bien es posible que no se produzca un desperfecto como tal durante los días que dure la gota fría, al debilitarse sí lo hará en el siguiente episodio. Por lo que es necesario hacer una revisión tras unas lluvias torrenciales.

Cómo prevenir los daños por lluvias torrenciales en los canales

En muchas ocasiones un capítulo de gota fría puede ser totalmente impredecible y que nos pille desprevenidos, pero en aquellas zonas geográficas en las que se produce de manera periódica todos los años es posible prepararnos para minimizar los daños. Estas son algunas maneras de intentar evitar problemas en los conductos de evacuación de lluvia:

  • Comprueba que la instalación es la correcta. La primera medida que debemos tomar es consultar con un profesional del sector para que determine si nuestras canaletas son capaces de gestionar una lluvia abundante. En caso negativo es posible que nos recomiende cambiar los conductos por unos con un diámetro mayor.
    Igualmente, a la hora de hacer una instalación nueva debemos tener en cuenta la posibilidad de precipitaciones abundantes y puntuales. Y de este modo estar preparados por si ocurriese.
  • Haz limpiezas de canaletas periódicas. La limpieza de los canalones es una de las mejores manera de prevenir problemas de todo tipo. Ya que si quitamos de manera periódica la suciedad estaremos reduciendo al mínimo la posibilidad de que se produzcan obstrucciones y por lo tanto estaremos garantizando un buen funcionamiento.
  • Contrata un mantenimiento dos veces al año. Es fundamental contar con un plan de mantenimiento por parte de una empresa del sector como mínimo una vez al año. Aunque lo más recomendable es que sean dos, en primavera y en otoño. De este modo podremos comprobar el estado general del sistema de evacuación y hacer las reparaciones necesarias para mantener nuestros canalones al día en pleno rendimiento.
Volver arriba
Presupuesto