Saltear al contenido principal
Cómo Podemos Averiguar Si Un Canalón Es De Amianto

Cómo podemos averiguar si un canalón es de amianto

El amianto es un material que se usaba habitualmente en la construcción de edificios en muchos de sus componentes. Tanto en techos, como sistemas de aislamiento o incluso en los canalones. Sin embargo, hace años se descubrió su toxicidad y a partir del año 2002 se prohibió su uso. Sin embargo, es posible que los conductos de nuestra instalación aún contengan fibras de este material. Te contamos cómo saber si un conducto pluvial está hecho con amianto.

La fecha de instalación puede darnos un pista

Hasta el 2002 no había regulación sobre el uso del amianto en la fabricación de canales para instalaciones de lluvia. Por lo que, aunque en su momento hubiésemos elegido el tipo de canalón perfecto, es posible que si es anterior a esta fecha contenga este material nocivo para la salud. De manera que revisar el año de instalación es una manera de poder solventar la duda. Ya que todos los conductos posteriores están libres de amianto.

Instalación de canalones de amianto

Comprueba si tiene las siglas NT

Al mismo tiempo que se seguía usando amianto en la construcción, ya había proveedores que rechazaban el uso de este componente por su toxicidad. Para diferenciarse comenzaron a usar un sello con la inscripción NT que responde a “Nueva Tecnología”. Revisa las tuberías de tu sistema de evacuación pluvial, si las encuentras puedes estar seguro de que no contienen amianto.

Busca la factura de la colocación de canaletas pluviales

Si el montaje de los canales fue llevado a cabo por un instalador profesional de canalones tuvo que dejar al concluir el trabajo cierta documentación. Como la factura e información relativa a los conductos instalados. En caso de que cuentes con estos papeles simplemente tienes que buscar si aparece algo de información sobre el uso de amianto. Por otro lado, también puedes contactar con la empresa que hizo la instalación para pedir información al respecto.

 

Envía una muestra de los conductos a un laboratorio

Otra opción para saber si hay amianto es contactar con un laboratorio especializado que pueda analizar una muestra del material. Es una manera muy fiable de saberlo pero también bastante cara. Por lo que no siempre interesa hacerlo. Excepto en instalaciones muy grandes en las que la inversión de un nuevo montaje para sustituir los conductos sea muy elevada.

Pide ayuda a profesionales de los canales de lluvia

En caso de que no consigas averiguar si los conductos tienen o no amianto por alguno de los métodos anteriores, lo mejor es hablar con un experto. Un profesional que se dedique al sector de las canaletas pluviales puede ayudarte a resolver el problema. Y en caso de que efectivamente tus tuberías pluviales tengan este material tóxico, puede asesorarte sobre la mejor opción para sustituirlas.

Volver arriba
Presupuesto