Saltear al contenido principal
Historia De Los Canalones Y Desagües Como Componentes Arquitectónicos

Historia de los canalones y desagües como componentes arquitectónicos

El agua es uno de los elementos más importantes para todas las culturas a lo largo de la historia. Desde la antigüedad todo tipo de pueblos han ideado distintos métodos para reconducir la lluvia y almacenar el agua para su aprovechamiento. Aunque es cierto que los canalones tal y como los conocemos ahora surgieron hace no tanto tiempo, siempre ha habido elementos arquitectónicos con este mismo concepto. Hacemos un repaso a la historia de la evacuación de aguas pluviales.

Los conductos para reconducir y almacenar el agua de lluvia en la antigüedad

Los pueblos antiguos y las culturas ancestrales ya eran conscientes de la importancia de la lluvia. Por lo que podemos encontrar vestigios de conducciones de agua en civilizaciones prerromanas situadas en distintos lugares del mundo. Desde la india a los mayas.

En esos momento se trataba de canales de piedra que se colocaban en las calles, incluso con redes subterráneas en algunos casos, para evitar que el agua de lluvia colapsara la vida de los pueblos. Además, por supuesto, de almacenarla para poder usarla posteriormente en aljibes y pozos.

Conductos para reconducir el agua en la Antigüedad

Canales pluviales y el agua en el imperio romano

Con la llegada de los romanos la arquitectura y el desarrollo de la ingeniería da un vuelco de 180 grados desarrollando nuevas formas de aprovechamiento del agua y de reconducción de la misma. En primer lugar debemos tener en cuenta que esta civilización apreciaba el agua desde muchos puntos de vista. No solo como recurso de vida, sino que ya la utilizaban como algo muy apreciado en baños y termas.

Además de ser de los primeros pueblos que instauraron la construcción de desagües y alcantarillado en sus ciudades, haciendo uso ya de materiales resistentes como el plomo y más ligeros que la piedra. Respecto a las viviendas, si bien no se hacía una instalación de un sistema de canalones y bajantes como los actuales, sí podemos decir que cada casa de familia adinerada contaba con una canalización del agua.

La Edad Media y los desagües de las grandes construcciones

Los siglos que componen esta época de la historia no arrojan demasiadas novedades en cuanto a la evolución de los conductos de evacuación de aguas pluviales excepto por una cosa. Con la construcción de las grandes catedrales comienzan a añadirse unos elementos muy característicos que sirven como bocas para desaguar la lluvia de las cubiertas.

Se trata de las gárgolas, unos seres fantasiosos mezcla de humanos y animales esculpidos en piedra que se colocaban en las esquinas de los tejados para ahuyentar a los ladrones y malos espíritus. Pero cuya función principal era además hacer de desagües.

Desagües de las grandes construcciones

La revolución industrial y su efecto en los canalones

Con el avance de la tecnología y la revolución que comenzó en Inglaterra gracias al desarrollo de la maquinaria y las nuevas formas de producción, también cambian los conductos de lluvia. En primer lugar comienzan a usarse nuevos materiales, metales como el zinc o el acero, muy poco utilizados anteriormente. Lo que hace que aparezcan distintos tipos de canalones en función de su composición.

Además, en este momento comienzan a crecer las grandes ciudades que conocemos ahora afectando a la arquitectura sobremanera. Ya que las casas se transforman para poder dan cabida a más cantidad de gente en menos espacio. Surgiendo así los bloques de pisos y los apartamentos de ciudad, construcciones a las que ya se dotaba de canalones

Canaletas modernas en la actualidad

Según ha ido pasando el tiempo y los avances de la industrial, también ha ido cambiando todo lo relacionado con los canales pluviales y su uso en la arquitectura. De hecho, ahora mismo podemos encontrar canaletas de muchos materiales y formas. Además de diseños vistos o bien conductos y bajantes ocultos.

Pudiendo incluso fabricar los canalones de aluminio continuo a pie de obra a medida con máquinas perfiladoras portátiles. Evitando tener que colocar distintas secciones con uniones que a la larga causan problemas de mantenimiento. Sin duda toda una revolución y un gran avance para el sector.

Volver arriba
Presupuesto