Saltear al contenido principal
Musgo En El Canalón, ¿cómo Quitarlo?

Musgo en el canalón, ¿cómo quitarlo?

¿Tienes musgo en los canalones? La presencia de este vegetal es síntoma de humedad en la instalación y puede perjudicar su integridad. Lo ideal es que evitar que se genere, llevando al día el mantenimiento de canalones necesario pero, si ya ha salido, te contamos qué debes hacer para eliminarlo.

¿Cómo puedo eliminar el musgo de los canalones?

La acumulación de musgo puede dañar la estructura de los canalones, generando grietas y fisuras que van menoscabando su integridad, lo que puede provocar humedades en la fachada que pasen al interior de la vivienda, así como poner en peligro la instalación, que puede llegar a desprenderse por el peso del agua si se produce un atasco: no subestimes los problemas de los canalones obstruidos, te pueden traer más de un dolor de cabeza.

Si acabas de comprarte una casa nueva y observas que la instalación de pluviales tiene musgo, nuestro consejo es que llames inmediatamente a un instalador profesional de canalones: hará un diagnóstico del estado de todo el sistema y te recomendará las acciones más urgentes: limpieza, mantenimiento o incluso reparaciones y sustitución, si es necesario.

En el caso de que el problema no sea aún tan grave, puedes afrontarlo tú mismo; te contamos todo lo que debes hacer.

Musgo en la salida de una bajante pluvial

Pasos para retirar el musgo de las bajantes

  1. Comprueba que el musgo no haya dañado el canalón. Si su presencia es sólo superficial, puedes proceder a retirarlo tú mismo.
  2. Utiliza una espátula para levantar y separar el musgo de la tubería y un cepillo de cerdas duras para eliminar los restos más pegados.
  3. Con una manguera, echa agua a cierta presión sobre la zona tratada, de forma que puedas ir viendo el resultado de tu trabajo y en qué zonas es conveniente repasar un poco más.
  4. Una vez que la bajante está limpia, puedes pulverizarla con una solución de agua y lejía a partes iguales, que impedirá que se vuelva a formar el musgo. Si quieres asegurar aún más, en tiendas especializadas encontrarás productos específicos anti musgo y anti líquenes que funcionan muy bien.
  5. Si la bajante tiene malla salvahojas, aprovecha para comprobar en qué estado se encuentra: si está bien retírala y vuelve a colocarla una vez que termines la limpieza, si su estado es malo, aprovecha para sustituirla.

Recuerda observar siempre las medidas de seguridad necesarias, especialmente si estás realizando trabajos en altura y no dudes en solicitar ayuda si lo crees necesario: la intervención de una empresa profesional puede ahorrarte muchos disgustos a medio y largo plazo.

Volver arriba
Presupuesto