Saltear al contenido principal
Qué Es Un Canalón Oculto

Qué es un canalón oculto

Cuando queremos colocar un sistema de canaletas en un edificio, tanto si se trata de una gran construcción como de una vivienda unifamiliar, debemos valorar todas las posibilidades. Una de ellas es la instalación de conductos ocultos integrados en la propia cubierta. Aunque es cierto que este tipo de elementos son más comunes en grandes construcciones, tienen unas características que resultan interesantes para cualquier instalación. Descubre todo lo relacionado con los sistemas de recogida de agua de lluvia ocultos.

Instalación de canalones que no se ven desde el exterior

En qué consiste que un conducto pluvial esté oculto

Al hablar de canalones ocultos nos referimos, tal y como su nombre indica, a unos conductos que no pueden verse desde el exterior del edificio en el que se coloquen. Habitualmente se colocan integrados en la propia cubierta o tejado dejando un pequeño alero que sobresale para taparlos. Los instaladores profesionales de canaletas pluviales suelen usar en estos casos conductos de sección rectangular. Lo que hace que en arquitectura se denomine a estos sistemas canalones de caja.

Respecto a la utilidad de los mismos hay que hacer hincapié en que es exactamente la misma que la de los canales vistos. Por lo que la elección de unos u otros no se hace en función de la práctica sino de la estética o de aspectos relacionados con la construcción del edificio.

Ventajas de los canales ocultos

Tal y como hemos visto la diferencia de estos conductos y los convencionales tiene que ver exclusivamente con su instalación. Sin embargo, hay algunos aspectos que pueden hacer que las canaletas ocultas presenten ciertas ventajas para según qué tipo de montaje o edificio.

  • Aspecto más limpio de la fachada. Al ocultarse dentro de la propia cubierta no tenemos más elementos en la fachada o cornisas. Consiguiendo una imagen más básica de la construccion sin complementos ni accesorios. Ya que en estos casos las bajantes también suelen ocultarse en la pared.
  • No es necesario dotar a los conductos de ningún tipo de acabado. Al colocarse en el interior y no verse desde fuera podemos colocar los materiales con su acabado más básico. No es necesario poner canales lacados que aumenten el precio de la instalación.

Sistema de canales pluviales ocultos

Instalación de canaletas no vistas en una cubierta

Colocar un sistema de conductos ocultos para la evacuación del agua de lluvia de un tejado no es tan sencillo como hacerlo de forma vista. Debido especialmente a que el montaje se hace integrado con la propia cubierta. Por lo que si se quiere hacer después de la instalación del tejado será necesario retirar parte del mismo.

Es por eso que estos canalones ocultos se colocan habitualmente al mismo tiempo que se llevan a cabo las obras de la cubierta y la fachada. Hay distintas maneras de poner estos conductos en función del sistema elegido, podemos diferenciar principalmente tres tipos de instalación:

  • Alargando la fachada. Es decir, se construye un murete que hace que la fachada sobresalga en el lugar en el que van los conductos.
  • Con perfil. En este caso simplemente se colocan unos canales que cuentan con una especie de pantalla que ocultan los conductos. Pero la instalación se hace de manera muy parecida a una vista.
  • Integrándose antes de la cornisa. Se trata de colocar las tuberías al mismo tiempo que el tejado justo antes del aleron. De este modo el agua de la cubierta vierte al conducto, aunque sobresale una pequeña cornisa que vierte al exterior.

Mantenimiento de sistemas escondidos de evacuación de lluvia

No importa si se trata de canales instalados a la vista o conductos ocultos. Es muy importante en todos los casos llevar a cabo un mantenimiento y revisión de los mismos como mínimo una vez al año. Ya que el funcionamiento del sistema dependerá siempre de que se encuentre limpio y en buen estado. Sin embargo, cuando nos enfrentamos al chequeo de los canales escondidos en la cubierta es cierto que el trabajo puede complicarse por lo que siempre debemos contar con profesionales del sector.

Este trabajo se centra en evitar que se formen atascos en los conductos superiores y en las bajantes de los canalones, así como en la detección temprana de cualquier incidencia. Debemos tener en cuenta que un sistema en mal estado puede terminar con la rotura de tubos y la aparición de humedades, lo que en canales ocultos implica no solo cambiar esas piezas sino además tener que hacer una obra para poder llevarlo a cabo.

Volver arriba
Presupuesto